27 de abril de 2020

Educación en cuarentena: cómo dar continuidad a las clases de forma remota

Uno de los sectores más impactados por la crisis del COVID-19 fue el académico. Apenas el virus fue declarado pandemia, los estudiantes de todas las edades dejaron de asistir a clase. Colegios y universidades de casi todo el mundo cerraron y, hasta el día de hoy, continúan sin abrir sus puertas.

Sin embargo, está ocurriendo algo que hace tan sólo una década era impensado. Para muchos, es la primera vez que los estudiantes pueden continuar las clases de forma online a través de distintas plataformas de aprendizaje.

Si bien los los millennials y centennials ya demandaban una evolución en las metodologías de enseñanza, eran muy pocas las instituciones que tenían una infraestructura digital lista para afrontar una cuarentena mundial.

Artículo relacionado: Coronavirus: Qué hacer para afrontar la crisis desde Servicio al Cliente

Pero el covid-19 aceleró los cambios que ya estaban en juego. Lo que hasta hace poco era considerado “la educación del futuro”, hoy es, por el contrario, una realidad a la que muchas instituciones debieron adaptarse para garantizar la continuidad de las clases.

Y aunque aún queda camino por generar igualdad de oportunidades para todos los estudiantes en este terreno, esta iniciativa está siendo clave para apoyar a estudiantes durante la pandemia.

Desafíos en la educación durante COVID-19

En este escenario, la tecnología se ha convertido en una gran aliada tanto para los profesores como para los estudiantes. A continuación, se detallan algunos desafíos que está atravesando el sector educativo en este momento, y cómo la asistencia virtual ayuda a superarlos.

Aprendizaje remoto

El primer desafío de las instituciones educativas es que los alumnos puedan acceder a la información desde sus casas. Así, plataformas en la nube como Google Classroom o aulas virtuales se convirtieron en la mejor solución para cargar el contenido.

Sin embargo, la falta del contacto directo con el profesor puede convertirse en un problema a la hora de asimilar correctamente los conceptos. De la misma forma, se hace muy difícil para los docentes responder las dudas de todos sus alumnos de forma asincrónica y fuera de contexto, en especial cuando cada estudiante va consumiendo el contenido a su propio ritmo.

En este sentido, las soluciones de automatización permiten responder de forma automática las preguntas de los estudiantes según su historial académico y su información personal, haciendo que el aprendizaje sea más eficaz.

Acceso a la información

Los asistentes virtuales también ayudan a acceder a todo tipo de información administrativa al instante.

Muchas personas están aprovechando los tiempos libres generados por la cuarentena para realizar cursos o mejorar sus capacidades. En este escenario, muchas instituciones están viéndose sobrepasadas por el volumen de consultas.

Varias han optado por incorporar un chatbot que ayude a manejar las preguntas relacionadas a procesos de admisión y otros temas administrativos para manejar la sobredemanda. Esto permite que los agentes de atención se ocupen solamente de los casos más complejos

Los bots conversacionales pueden responder a cuestiones como las siguientes:

- Proceso de admisión

- Cursos y especializaciones

- Tarifas e información sobre los pagos

- Asistencia financiera y beneficios

Algunos podrían decir que esta información también está disponible en otros canales de comunicación. Pero lo cierto es que las personas no siempre cuentan con el tiempo necesario para investigar en profundidad.

Artículo relacionado: Cómo las universidades usan los chatbots para mejorar el sistema educativo

La crisis del coronavirus genera una sensación de urgencia y necesidad de inmediatez. Para adaptarse a esta situación, las instituciones académicas deben brindar respuestas rápidas, especialmente a preguntas que no necesitan de capacidades humanas.

La IA y los chatbots ofrecen dos grandes ventajas en torno a esta demanda. La primera es que responden de forma automática e inmediata a preguntas frecuentes. Y la segunda es que, si el asistente virtual no puede responder la pregunta, la conversación puede ser transferida rápidamente a un agente humano, que puede acceder a la plataforma desde la nube. Esto permitirá que los empleados administrativos o docentes continúen trabajando desde su casa y cumplan con la cuarentena.

Por ejemplo, la Universidad Siglo21 utiliza el chatbot Aivo como asistente de autoservicio para los estudiantes. El chatbot responde instantáneamente a todas las diferentes preguntas relacionadas con el proceso de inscripción, asignaturas, cursos, pagos y más.

Calificaciones y evaluaciones

Los docentes, al igual que todas las personas de diferentes rubros y profesiones, también se encuentran sobrepasados a nivel profesional como personal. En ese sentido, la tecnología también puede ayudarlos a agilizar procesos y automatizar algunas tareas que pueden ser repetitivas.

Entre esas tareas se encuentra la revisión y corrección de exámenes, la cual demanda mucho tiempo y esfuerzo por parte de los profesores.

La IA puede ser un gran aliado para realizar este trabajo porque analiza las preguntas objetivas y califica los exámenes mucho más rápido que un ser humano.

Esto permite que el docente tenga más tiempo para evaluar las respuestas subjetivas como las redacciones o las tareas creativas. De hecho, el 81% de los estudiantes universitarios de EE.UU. está de acuerdo en que también ayudan a mejorar las calificaciones.

Personalización de la experiencia académica

Si bien los millennials y centennials ya son nativos digitales y el aprendizaje en línea no se presenta como una dificultad, es necesario que la experiencia educativa siga siendo personalizada.

El desafío no es sólo migrar la enseñanza a plataformas digitales. Es, también, mantener una experiencia de aprendizaje lo más uniforme, constante, empática y personalizada posible, tal como lo haría un docente en el aula.

Si bien el contacto humano no es una posibilidad en este contexto, el uso de la IA permite personalizar toda la experiencia de aprendizaje, adaptándola a las necesidades y al ritmo de cada estudiante.

Plataformas de Inteligencia Artificial almacenan el historial de cada alumno, registran sus cualidades y dificultades e incluso pueden enviar emails o recordatorios con tareas específicas en base a su desempeño.

Cuenta con Aivo

Las instituciones académicas están atravesando una situación que marcará un antes y un después en la educación mundial. De un mes para el otro, debieron adaptar modalidades de enseñanza, cambiar los programas educativos, y garantizar la continuidad de las clases en medio de una sociedad paralizada.

Si quieres saber más sobre cómo estas tecnologías pueden ayudar a tu negocio, no dudes en programar una llamada con uno de nuestros representantes.

¿Quieres mejorar tu estrategia de CX?

Nuestras soluciones de servicio al cliente impulsadas con IA conversacional pueden ayudarte a ofrecer una experiencia eficiente y 24/7 a tus clientes. Entra en contacto con nuerto equipo para conocer en detalle cómo pueden ayudarte en tu negocio.